Práctica esencial

old-and-aloneAl enfrentar los cuatro momentos inevitables de toda vida (el nacimiento, la enfermedad, la vejez, y la muerte), reconocemos que las preocupaciones del diario vivir son mayormente vanas y superficiales. Aquello que parece ser tan significativo en el momento se desvanece. Recobramos la perspectiva; vemos lo verdaderamente importante. 

Los padres de Sidarta Gautama intentaron escudarle de la enfermedad, la vejez, y la muerte, temiendo que abandonara su vida de placer en el palacio. Al escuchar esta historia, muchos reconoceremos que este intento es tan necio como inútil. Con el tiempo, el joven Gautama observó la vejez, la enfermedad, y la muerte, y esas experiencias le condujeron a convertirse en el Buda Sakyamuni. 

La sociedad de hoy también intenta esconder estos cuatro sucesos. La mayoría de nosotros nace, convalece, y muere en hospitales, y los envejecientes se exilan a comunidades de retiro o asilos de ancianos. Al igual que los padres del Buda, queremos convencernos de que todos somos jóvenes y saludables, y que estos cuatro sucesos son raros, indecorosos, y aberrantes. Este intento de autoengaño nos mantiene enfocados en nuestras preocupaciones mezquinas: la ganancia y la pérdida, el aprecio y la culpa, el honor y la infamia, el placer y el dolor. 

Te invito hoy a visitar a un enfermo o anciano, y a consolar a los afligidos por la muerte de un ser amado. Todas las tradiciones espirituales nos animan a realizar estas obras como una práctica esencial, no sólo por el bien de los demás, si no por el bien propio. Podemos así recobrar una perspectiva clara sobre la realidad de la existencia.

Acerca de Tashi Nyima

I am a Dharma student, and aspire to be a companion on the path. I trust that these texts can offer a general approach and basic tools for practicing the Buddha's way to enlightenment. ||| Soy un estudiante del Dharma, y aspiro a ser un compañero en el sendero. Espero que estos textos ofrezcan a algunos un mapa general y herramientas básicas para la práctica del sendero a la iluminación que nos ofrece el Buda.
Esta entrada fue publicada en Preguntas y respuestas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s