Decoro y dignidad

drukHay dos disposiciones que impiden actuar mal: el decoro y la dignidad.

El decoro es el respeto por los demás, vigilando la reputación personal. La persona decorosa actúa con discreción, ofreciendo un buen ejemplo, y evitando la infamia.

La dignidad es el respeto por uno mismo, sin que medien preocupaciones por juicios ajenos. La persona digna actúa con corrección, independientemente de las opiniones de terceros.

Si bien ambos son necesarios y beneficiosos, la dignidad es más preciosa que el decoro, pues nos inclina a abstenernos de actuar mal, aún cuando nadie nos conoce u observa.

Acerca de Tashi Nyima

I am a Dharma student, and aspire to be a companion on the path. I trust that these texts can offer a general approach and basic tools for practicing the Buddha's way to enlightenment. ||| Soy un estudiante del Dharma, y aspiro a ser un compañero en el sendero. Espero que estos textos ofrezcan a algunos un mapa general y herramientas básicas para la práctica del sendero a la iluminación que nos ofrece el Buda.
Esta entrada fue publicada en Preguntas y respuestas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s