“Sálvese quien pueda.”

homeless personTal vez hasta un 30% de las personas cree firmemente y expresa libremente que los pobres no son merecedores de compasión; otro 30% lo cree firmemente y lo expresa en privado; y otro 30% lo cree firmemente, pero no se atreve a expresarlo. Escasamente el 10%, si acaso, entiende que todos los seres (en realidad, tan sólo los humanos, para la mayoría de estas buenas personas) son merecedores de compasión.

De ese 10% que tiene algún atisbo de reconocimiento, ni siquiera el 5% entiende que la fuente de este mérito no es una falsa ‘dignidad’ que emana de la lucha colectiva contra nuestros instintos atávicos, sino nuestra naturaleza perfecta. Entre aquellos que reconocen la naturaleza perfecta (de los humanos, solamente), al menos el 95% cree que esta naturaleza no es inherente, sino más bien un reflejo pálido, o un don inmerecido, de una deidad todopoderosa que elige concederlo cundo se complace, o retirarlo cuando monta en cólera.

Aún entre los pocos que entienden que la naturaleza perfecta es verdaderamente inherente, hay muchos que creen erróneamente que podemos perderla definitivamente a causa del ‘pecado’. Y entre los muy, muy pocos que entienden que nuestra naturaleza perfecta es realmente inherente, verdaderamente establecida, y permanente, algunos creen erradamente en la consigna del ‘sálvese quien pueda’, y piensan que no tenemos la responsabilidad de extender una mano caritativa al prójimo.

Describo este contexto (los porcentajes son claramente inexactos, pero no así el análisis) para que apreciemos que cada uno de nuestros actos de amor y compasión son verdaderamente excepcionales —no sólo al realizarlos, sino porque surgen de la comprensión del mérito universal de los seres sensibles que anida en nuestros corazones, aún cuando, y a pesar de que, ocasionalmente podemos revertir brevemente a las creencias erradas de nuestros pares.

Si estos pensamientos innobles surgen, debemos estar agradecidos de su brevedad, y de que no guían nuestra conducta habitual. Son meros vestigios de una creencia errada y dominante, que nuestra compasión ha derrotado.

Anuncios

Acerca de Tashi Nyima

I am a Dharma student, and aspire to be a companion on the path. I trust that these texts can offer a general approach and basic tools for practicing the Buddha's way to enlightenment. ||| Soy un estudiante del Dharma, y aspiro a ser un compañero en el sendero. Espero que estos textos ofrezcan a algunos un mapa general y herramientas básicas para la práctica del sendero a la iluminación que nos ofrece el Buda.
Esta entrada fue publicada en Preguntas y respuestas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s