La semilla de la compasión

planting_seeds_by_mzdinolatino1La compasión surge en nuestro pensamiento, y por tanto es como una semilla que ya está presente en la mente. Como cualquier otra semilla, hay que cultivarla. La compasión se cultiva de varias maneras: reflexionando, para dirigir a ella nuestros pensamientos, o regocijándonos en la compasión de los demás.

En el mundo material, una semilla necesita varios sustentos –tierra, agua, sol– y éstos no solo son necesarios, sino que deben proveerse en justas proporciones. Por ejemplo, al regar una semilla, no podemos anegarla con muchos litros de agua a una vez; hay que regarla poco a poco, lo que requiere más tiempo y más esfuerzo.

Así mismo, al cultivar la semilla de la compasión en nuestras mentes, debemos ser pacientes y persistentes. Si no cultivamos correctamente esta semilla de la compasión, la semilla no germinará, o crecerá torcida.

―Karmapa Ogyen Trinley Dorje

Anuncios

Acerca de Tashi Nyima

I am a Dharma student, and aspire to be a companion on the path. I trust that these texts can offer a general approach and basic tools for practicing the Buddha's way to enlightenment. ||| Soy un estudiante del Dharma, y aspiro a ser un compañero en el sendero. Espero que estos textos ofrezcan a algunos un mapa general y herramientas básicas para la práctica del sendero a la iluminación que nos ofrece el Buda.
Esta entrada fue publicada en Visión dhármica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s