Remplazar los ‘guiones’ habituales

34d3a3cabb697e00a78a48a8c3d30d31En el Vibhanga sutra, el Buda Sakyamuni define el “nombre” (nama) como los fenómenos mentales (sensaciones, percepciones, intenciones, contacto, y atención), y la “forma” (rupa) como los fenómenos físicos (los elementos materiales y todo cuanto se compone de ellos). El Buda también utiliza la fórmula “nama-rupa” como un resumen de los cinco cúmulos o agregados de la forma, la sensación, la percepción, las tendencias, y las conciencias —las formaciones kármicas que caracterizan la existencia fenomenal. Las apariencias son sólo nama-rupa. Todas las apariencias son nama-rupa.

Las formaciones kármicas son la base de las tendencias habituales, los ‘guiones’ que nos condicionan a actuar y reaccionar de modos familiares, aunque éstos no siempre son beneficiosos. Mediante la repetición de las acciones (semilla > impresión > formación), hemos desarrollado y establecido muchos ‘guiones’ que conducen al sufrimiento. Las técnicas del Vajrayana, el Sendero Expedito, pueden borrar y suplantar esos guiones conductuales, permitiendo que alcancemos el fin del sufrimiento.

En Occidente, algunas personas con escasa formación recomiendan exclusivamente la meditación, relegando la recitación de textos y mantras, y  la práctica de los mudras (gestos simbólicos) al ámbito de lo ‘místico’ o incluso de la ‘superstición’, sin comprender el fundamento de estas prácticas.

Los textos, los mantras, y los mudras son expresiones condensadas y multivalentes en la cultivación espiritual: formas (rupa) enraizadas en sonidos (nama), y sonidos imbuidos con formas. Producir los sonidos establece las formas, y la producción de las formas establece el sonido.

Si bien la meditación es una técnica extremadamente útil en la cultivación spiritual, permitiendo que desarrollemos paz y claridad, no es necesariamente fundamental en todo caso, ni esencial para todos en un momento dado. Puede generar una conciencia base más maleable y receptiva, pero para algunas personas puede resultar laboriosa y lenta si se utiliza exclusivamente, ausentes otros medios hábiles.

El Vajrayana, el Sendero Expedito, nos ofrece otros métodos efectivos para reemplazar las formaciones kármicas negativas. Al utilizar repetidamente la recitación textual y los mantras, y realizar mudras para invocar y evocar aspectos específicos de nuestra propia Naturaleza Búdica, establecemos esas formaciones positivas en nuestras mentes.

Las prácticas Vajrayana de la recitación y los mudras pueden borrar y remplazar los guiones conductuales negativos presta y eficientemente.

Anuncios

Acerca de Tashi Nyima

I am a Dharma student, and aspire to be a companion on the path. I trust that these texts can offer a general approach and basic tools for practicing the Buddha's way to enlightenment. ||| Soy un estudiante del Dharma, y aspiro a ser un compañero en el sendero. Espero que estos textos ofrezcan a algunos un mapa general y herramientas básicas para la práctica del sendero a la iluminación que nos ofrece el Buda.
Esta entrada fue publicada en Visión dhármica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s