Las apariencias engañan

images (14)Confiamos ciegamente en las percepciones de los sentidos. Decimos a menudo: “lo vi con mis propios ojos”, o “lo oí clarito”. Así mismo, confiamos en los demás sentidos, y consideramos las percepciones como evidencia irrefutable.

Sin embargo, es necesario considerar que nuestras percepciones adolecen de tres insuficiencias:

  • los sentidos tienen limitaciones importantes. Por ejemplo, el ojo humano percibe menos del 1% —específicamente, el 0035%, ó entre 300nm y 900nm— del espectro luminoso. A esto debemos añadir que la capacidad de enfocar no permite ver objetos demasiado cercanos o lejanos, y que no podemos ver objetos colocados tras un obstáculo opaco. Lo mismo sucede con todos los sentidos.
  • las emociones distorsionan la percepción. Si estamos agitados o distraídos, no percibimos claramente los objetos que se encuentran en nuestro campo perceptual, como por ejemplo cuando tenemos prisa y no encontramos las llaves que tenemos en la mano. También tenemos la tendencia a ver lo que queremos ver, y a no ver lo que no queremos ver, como cuando estamos “enamorados”.
  • las categorías conceptuales determinan las percepciones. Si no reconocemos un objeto, no notamos su existencia. Por ejemplo, si no conocemos a un individuo llamado Andrés, podemos tenerlo justo en frente sin notar su presencia. Por el contrario, si otro individuo se parece a un amigo conocido, podemos “ver” al amigo, aún cuando está ausente.

Las limitaciones sensoriales, las distorsiones emocionales, y las categorías conceptuales —presentes en todos los seres conscientes— desmienten nuestra fé ciega en la “evidencia” de las percepciones.

Anuncios

Acerca de Tashi Nyima

I am a Dharma student, and aspire to be a companion on the path. I trust that these texts can offer a general approach and basic tools for practicing the Buddha's way to enlightenment. ||| Soy un estudiante del Dharma, y aspiro a ser un compañero en el sendero. Espero que estos textos ofrezcan a algunos un mapa general y herramientas básicas para la práctica del sendero a la iluminación que nos ofrece el Buda.
Esta entrada fue publicada en Visión dhármica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s