La sexualidad malsana

12553030_10207474261190463_1323180118676713808_nAbandonando la sensualidad malsana,

nos abstenemos de la actividad sexual impropia.

No nos involucramos sexualmente con aquellas personas

protegidas por sus madres, padres, hermanos,

hermanas, parientes, o el Dharma;

aquellas en pareja, sujetas a castigo, o comprometidas.

—Buda Sakyamuni

No debemos sostener relaciones sexuales con quien no lo consiente; quien consiente por la fuerza; personas incapaces de consentir; víctimas de engaños o amenazas; padres, madres, tíos, tías, hermanos, hermanas, y otros parientes cercanos; personas casadas, comprometidas, o en concubinato; menores de edad; personas mentalmente incompetentes; deudores o prisioneros; personas de menor rango; empleados o aprendices; pacientes o estudiantes; monjas o monjes; y animales de otras especies.

 

Anuncios

Acerca de Tashi Nyima

I am a Dharma student, and aspire to be a companion on the path. I trust that these texts can offer a general approach and basic tools for practicing the Buddha's way to enlightenment. ||| Soy un estudiante del Dharma, y aspiro a ser un compañero en el sendero. Espero que estos textos ofrezcan a algunos un mapa general y herramientas básicas para la práctica del sendero a la iluminación que nos ofrece el Buda.
Esta entrada fue publicada en Visión dhármica. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La sexualidad malsana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s