Estrategias contra el estrés

13912407_817939658305511_4665106102912646626_nA diario, experimentamos estrés, que puede causar daños biológicos, emocionales, y mentales. Podemos reducir el estrés mediante una técnica que llamamos 4-A, pues organiza las causas del estrés en cuatro cuadrantes, y aplica cuatro estrategias para manejarlas: Apartar, Alterar, Adaptar, y Aceptar.

APARTAR: El primer cuadrante incluye todas aquellas causas de estrés que son evitables —hay situaciones, actividades, e incluso personas que no necesitamos en nuestra vida, pero que por alguna razón mantenemos en nuestro ámbito existencial. Si podemos evitarlas, debemos hacerlo. En este cuadrante se incluyen los ‘entretenimientos’ que agobian, causan ansiedad, o desgastan nuestras energías. A veces ‘disfrutar la vida’ exige demasiado esfuerzo…

ALTERAR: El segundo cuadrante incluye aquellas causas de estrés que son inevitables, pero podemos modificar. Podemos reducir nuestra exposición alterando la frecuencia, duración, e intensidad del contacto, y también prestando atención a la localización y el horario. Por ejemplo, cuando estamos extenuados o irritables, no es buen momento para entrar en contacto con estas situaciones, personas, u objetos.

ADAPTAR: El tercer cuadrante incluye aquellas causas de estrés que no son evitables ni modificables (o que ya hemos modificado en todo lo posible), pero a las cuales podemos oponer adaptaciones personales. Hay prácticas que podemos realizar que nos permiten entrar en contacto con estas causas de estrés sin sufrir efectos demasiado negativos. Podemos dar una caminata, hacer ejercicios de respiración, meditar, rezar, observar la naturaleza, practicar una sesión de yoga o relajación muscular, recibir un masaje, etc., como preparación para manejar mejor el contacto con estas causas de estrés.

ACEPTAR: El cuarto cuadrante incluye aquellas causas de estrés que son inevitables, y a las cuales ya hemos opuesto modificaciones y adaptaciones personales. Si aún están presentes en nuestra vida, es porque son absolutamente necesarias para nuestro crecimiento espiritual, y por tanto debemos recibirlas y aceptarlas como algo positivo. Esto no es mera resignación, si no un cambio de perspectiva: aunque aparentemente desagradables, algunas experiencias son imprescindibles, y por tanto favorables. Cuando aprendemos a verlas de este modo, el nivel de estrés que experimentamos se reduce notablemente.

Anuncios

Acerca de Tashi Nyima

I am a Dharma student, and aspire to be a companion on the path. I trust that these texts can offer a general approach and basic tools for practicing the Buddha's way to enlightenment. ||| Soy un estudiante del Dharma, y aspiro a ser un compañero en el sendero. Espero que estos textos ofrezcan a algunos un mapa general y herramientas básicas para la práctica del sendero a la iluminación que nos ofrece el Buda.
Esta entrada fue publicada en Visión dhármica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s