Castigo

13680614_692229974262754_805194524889048605_nDeseo —necesito— asignar culpas. Reduzco las acciones a etiquetas. Prefiero las explicaciones simples. Tomo bandos. Demonizo al otro. Quiero castigar al culpable, quiero justicia.  Yo tengo razón; el otro se equivoca. ¿Por qué no pueden ver todos lo que resulta obvio para mí?

Es más complicado, y también más sencillo. Al asignar culpas aquí o allá, exteriorizo toda responsabilidad. Evito reconocer lo que comparto con todos los seres sensibles: las creencias erradas en la separación y la supremacía, mi apego y preferencia innatos al yo propio, a mi ignorancia.

Mi percepción de la realidad es evidente para mí; es evidente desde mi perspectiva; es mipercepción.

“La percepción arde. Las ideas arden. La conciencia arde. El contacto arde. Y todo cuanto surge en dependencia de la percepción —experimentado como placer, dolor, o ni placer ni dolor— eso también arde. ¿Arde con qué? Arde con el fuego del apego, el fuego de la aversión, el fuego de la indiferencia.” —Buda Sakyamuni, Adittapariyaya Sutta, SN 35.28

Los fuegos del apego, la aversión, y la indiferencia son los tres culpables, los tres asesinos. Avivar esas llamas solo puede aumentar nuestro sufrimiento. Extinguir esas llamas es la única solución.

“Abusó de mí, me golpeó, me venció, me robó,”

—en quienes piensan así, el odio nunca cesa.

“Abusó de mí, me golpeó, me venció, me robó,”

—en quienes no piensan así, el odio cesa.

El odio nunca se vence con más odio:

el odio se vence con el amor. Esta es la ley eterna.

—Buda Sakyamuni, Dhammapada

Anuncios

Acerca de Tashi Nyima

I am a Dharma student, and aspire to be a companion on the path. I trust that these texts can offer a general approach and basic tools for practicing the Buddha's way to enlightenment. ||| Soy un estudiante del Dharma, y aspiro a ser un compañero en el sendero. Espero que estos textos ofrezcan a algunos un mapa general y herramientas básicas para la práctica del sendero a la iluminación que nos ofrece el Buda.
Esta entrada fue publicada en Visión dhármica. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Castigo

  1. Sergio Sosa dijo:

    Gracias por las enseñanzas continuas. Un par de inquietudes: Algún ejemplo de indiferencia donde se pueda entender que es tan dañina como el apego y la aversión. A veces la indiferencia puede confundirse con ecuanimidad?. Gracias.

  2. Tashi Nyima dijo:

    La indiferencia es negarnos a atender el sufrimiento ajeno. Un ejemplo de indiferencia es nuestro abandono del entorno y las especies animales no-humanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s