Sutra de la Tierra Pura

amid

El sutra de Amideva y su tierra pura

(anotado)

Así lo escuché[1]: Una vez, el Buda moraba en Sravasti[2], en la Arboleda de Yeta, en el parque de Anatapíndika, con una gran asamblea de mil doscientos cincuenta monjes y monjas. Todos ellos eran grandes santos, conocidos y reconocidos por todos. Los superiores Sariputra[3], Maha Maudgalyayana[4], Maha Kasyapa[5], Maha Katyayana[6], Maha Kaustila[7], Revata[8], Suddhipántaka[9], Nanda[10], Ananda[11], Rahula[12], Gavampati[13], Pindolabharadvaya[14], Kalodayin[15], Maha Kappina[16], Vakkula[17], Aniruda[18], y otros como ellos, todos eran grandes discípulos.

Junto con los Grandes Bodisatvas Manyusri[19], el Príncipe del Dharma, el Bodisatva Ayita[20], el Bodisatva Gandhahastin[21], el Bodisatva Nityodyukta[22] y otros semejantes, todos eran grandes Bodisatvas; y estaban allí con Sakra[23], el dios principal, y grandes multitudes ilimitadas de todos los cielos.

En aquel tiempo, el Buda dijo al Superior Sariputra[24]: “En dirección al Oeste[25], atravesando decenas de millones de Tierras Puras de Budas, existe un mundo llamado ‘Suprema Felicidad’[26]. En esa Tierra Pura hay un Buda llamado Amideva[27], quien predica el Dharma.

Sariputra. ¿Por qué esa tierra se llama ‘Suprema Felicidad’? En aquella Tierra Pura no hay seres que sufren[28], los seres sólo gozan de toda clase de felicidad, por eso se llama ‘Suprema Felicidad’. Sariputra, la Tierra de la Suprema Felicidad está completamente rodeada por siete filas de balaustradas[29], siete cortinajes de redes decorativas[30], y siete hileras de árboles[31], todos formados de los cuatro tesoros[32]. Por eso, aquella Tierra Pura se llama Suprema Felicidad.

Además, Sariputra, la Tierra de la Suprema Felicidad tiene estanques[33] formados por las siete joyas[34], llenos de agua de las ocho cualidades meritorias[35]. El fondo de los estanques es puro, cubierto con arena de oro[36]. En los cuatro lados hay escaleras de oro, plata, lapislázuli y cristal[37]. Arriba hay pabellones[38] adornados con oro, plata, lapislázuli, cristal, nácar, perlas rojas, y ágatas. Estos adornos son así de admirables.

En los estanques hay flores de loto tan grandes como ruedas de carruaje: lotos verdes que irradian luz verde, amarillos que irradian luz amarilla, rojos que irradian luz roja, y blancos que irradian luz blanca[39]. Son sutiles y maravillosos, perfumados y puros. Sariputra, la Tierra de la Suprema Felicidad está constituida majestuosamente de ese modo estupendo.

Además, Sariputra, en aquella tierra del Buda permanentemente se produce música celestial[40] y el suelo es de oro[41]. Durante los seis períodos del día y de la noche cae una lluvia celestial de flores mandarava[42]. En aquella tierra, por la clara mañana, los seres utilizan alforjas para recoger las maravillosas flores, para ofrendarlas a las decenas de trillones de Budas de otras direcciones[43]. A la hora de cenar regresan a su Tierra Pura, y luego de cenar, pasean meditativamente[44]. Sariputra, la Tierra de la Suprema Felicidad está constituida majestuosamente de ese modo estupendo.

Además, Sariputra, en aquella Tierra Pura hay siempre toda clase de aves maravillosas de variados colores: grullas blancas, pavos reales, loros, garzas reales, kalavinkas y aves de dos cabezas[45]. Estas bandadas de aves, durante los seis períodos del día y de la noche, emiten sonidos armoniosos y elegantes. Su canto proclama claramente las cinco raíces[46], los cinco poderes[47], los siete factores de la mente pura[48], las ocho divisiones del sendero de los sabios[49], y otros Dharmas semejantes a estos. Al oír sus cantos, los seres de aquella Tierra Pura recuerdan al Buda, el Dharma, y la Sangha[50].

Sariputra, no digas que estas aves han nacido como retribución por sus faltas. ¿Por qué? En aquella tierra del Buda no existen los tres destinos inferiores[51]. Sariputra, si en aquella tierra del Buda no existen siquiera los nombres de los destinos inferiores[52], ¡cómo podrían existir esos destinos en realidad! El Buda Amideva creó estas bandadas de aves, deseando difundir extensamente el sonido del Dharma.

Sariputra, en aquella tierra del Buda sopla una ligera brisa[53], que agita las hileras de árboles y redes enjoyadas, produciendo sonidos sutiles y maravillosos[54], como si se tocaran cientos de miles de acordes musicales a un mismo tiempo[55]. Estos sones hacen que naturalmente los seres de aquella Tierra Pura dirijan sus pensamientos al Buda, el Dharma y la Sangha. Sariputra, aquella tierra del Buda está constituida majestuosamente de ese modo estupendo.

Sariputra. ¿Tú qué piensas? ¿Por qué aquél Buda se llama Amideva[56]? Sariputra, el brillo de aquél Buda es ilimitado, ilumina las tierras de las diez direcciones sin ningún impedimento[57]. Por eso se llama Amitabha (Luz Infinita)[58]. Además, Sariputra, la duración de la vida de aquél Buda y la de sus seguidores se extiende por inconmensurables e ilimitadas eras infinitas[59]. Por eso se llama Amitayus (Vida Infinita)[60].

Sariputra, Amideva alcanzó la Iluminación hace diez eras[61]. Además, Sariputra, aquél Buda tiene inconmensurables e ilimitados discípulos[62], todos ellos santos; un número incalculable que no se puede conocer. Así de numerosa es también la asamblea de Bodisatvas[63]. Sariputra, aquella tierra del Buda está constituida majestuosamente de ese modo estupendo.

Más aún, Sariputra, todos los seres nacidos en la Tierra de la Suprema Felicidad nunca retrocederán en el sendero[64], sino que han de alcanzar en una sola vida la Iluminación[65]. Su número es extremadamente grande —incalculable, su número sólo puede expresarse en términos de inconmensurables e ilimitadas cantidades infinitas. Sariputra, quienes escuchen esto deberían hacer el voto: “Deseo nacer en aquella Tierra Pura.” ¿Por qué? Porque de ese modo lograrán reunirse con todos los seres superiores y virtuosos en ese lugar.

Sariputra, no se puede obtener el nacimiento en aquella Tierra Pura con pocas buenas raíces[66], bendiciones, virtudes, y conexiones causales[67]. Sariputra, si un buen hombre y una buena mujer escuchan decir “Amideva” y se refugian firmemente en su Nombre —ya sea un día, dos días, tres días, cuatro días, cinco días, seis días, siete días, o más[68]— sinceramente y sin distracción, cuando se acerque el fin de su vida, el Buda Amideva y todos los seres santos aparecerán en ese momento frente ellos. Al llegar su fin, con la mente libre de confusión, nacerán inmediatamente en la Tierra de la Suprema Felicidad del Buda Amideva. Sariputra, veo este beneficio, y por eso afirmo: si existen seres sensibles que escuchen estas palabras, es necesario que tomen el voto: “Naceré en aquella Tierra”.

Sariputra, así como yo ahora alabo el inconcebible beneficio de los méritos y virtudes del Buda Amideva, todos los Budas en los mundos del este […],  el sur […], el oeste […],  el norte […], el nadir […], y el cenit […], cada uno en su Tierra Pura, proclama a través de los tres mil grandes mundos estas palabras sinceras y verdaderas: “Es necesario que todos los seres sensibles acepten y alaben el inconcebible mérito y virtud de este Sutra, cuya recitación salvaguardan todos los Budas”.

Sariputra, ¿Tú qué piensas? ¿Por qué se denomina “el Sutra cuya recitación salvaguardan todos los Budas”? Sariputra, si hay un buen hombre y una buena mujer que escuchan este Sutra y lo reciben y resguardan, y escuchan el nombre de todos los Budas, este buen hombre y esta buena mujer serán protegidos por todos los Budas, y alcanzarán sin retroceder, sin cambiar, la Suprema y Perfecta Iluminación. Por eso, Sariputra, todos deben recibir, confiar en, y aceptar mis palabras y las de todos los Budas.

Sariputra, si existen personas que ya han tomado el voto, que ahora tomen el voto, o que tomarán el voto “Deseo nacer en aquella Tierra Pura del Buda Amideva”, todas estas personas alcanzarán sin retroceder, sin cambiar, la Suprema y Perfecta Iluminación, ya sea que hayan nacido, que estén naciendo, o que vayan a nacer en aquella Tierra Pura. Por esta razón, Sariputra, cada buen hombre y buena mujer, si tiene fe, debería hacer el voto de nacer en aquella Tierra Pura.

Sariputra, así como yo alabo los inconcebibles méritos y virtudes de todos los Budas, todos estos Budas alaban mis inconcebibles méritos y virtudes, y dicen estas palabras: “El Buda Sakyamuni es capaz de realizar lo extremadamente difícil y extraordinario. En el mundo Sahá,[69] en la época de las cinco corrupciones —la corrupción de la era, la corrupción de los puntos de vista erróneos, la corrupción de la aflicción, la corrupción de los seres vivientes, y la corrupción de la duración de la vida— es capaz de alcanzar la Suprema y Perfecta Iluminación y ayudar a todos los seres sensibles, predicando este Dharma del Santo Nombre, que es difícil de recibir, y extremadamente difícil de aceptar”.

Sariputra, debes saber que yo, durante la época amarga de las cinco corrupciones, logré realizar esta difícil tarea de alcanzar la Perfecta y Suprema Iluminación y predicar el Dharma, que para todo el mundo es difícil de aceptar. Es una tarea verdaderamente muy difícil.

Después de que el Buda impartió esta enseñanza, Sariputra y todos los monjes y monjas, los dioses, los seres humanos, los titanes, y los demás seres de todos los mundos que escucharon lo que dijo el Buda, se alegraron, lo aceptaron con fe, le hicieron reverencia, y se retiraron.

om amideva hrih

[1] evam mayam sutram Fórmula al inicio de los sutras canónicos

[2] Segundo monasterio del Buda, tras el Veluvana Vihara en Rajagriha

[3] El más sabio

[4] El más poderoso

[5] El más austero

[6] El mejor predicador

[7] El mejor en debates

[8] El más ecuánime

[9] El mejor en prácticas

[10] El mejor al instruir monjas

[11] El de mejor memoria

[12] El hijo del Buda; el más deseoso de aprender

[13] El campo del mérito superior en los reinos celestiales

[14] El campo del mérito superior en este mundo Saha

[15] El que mejor imparte el Dharma

[16] El mayor conocedor de las ciencias auxiliares

[17] El más longevo

[18] El de mayor visión divina

[19] Bodisatva de la Sabiduría

[20] El próximo Buda que aparecerá en el mundo Saha

[21] Bodisatva asociado a los textos de la Perfección de la Sabiduría

[22] Bodisatva asociado a los textos de la Perfección de la Sabiduría

[23] Rey de los devas, los seres celestiales

[24] “Si alguno dijera, ‘Este es hijo del Bendito, su estirpe, nacido de su boca, nacido del Dharma, creado por el Dharma, su heredero en el Dharma’, diría la verdad si habla de Sariputra.” —Buda Sakyamuni, Anupada Sutra

[25] Dirección del sol poniente, la muerte, y el ocaso del Dharma en la era del final de la enseñanza del Buda

[26] Skt. Sukhavati; Tib. Devachén

[27] Esplendor Infinito

[28] El sufrimiento del sufrimiento, el del cambio, y el de la existencia condicionada

[29] Impiden renacer en los reinos infernal, fantasmal, animal, humano, titánico, y celestial, y también en el nirvana temporal

[30] escuchar, confiar, disciplinar, meditar, y desarrollar devoción, abnegación, y humildad

[31] preceptos, aspiración, visión recta, discernimiento, razón, comprensión, y erradicación de defectos

[32] bondad, compasión, ecuanimidad, y regocijo en la virtud y bienestar de los seres

[33] Lugares de nacimiento espontaneo, y símbolos de la acumulación del mérito y la sabiduría

[34] Los siete aspectos de la iluminación: discernir lo verdadero de lo falso; entusiasmo por el Dharma; deleite en el Dharma; abandono de toda hosquedad; poder de recordación; mente concentrada; y renuncia e estados inferiores

[35] Los ocho componentes del Sendero Noble

[36] La Naturaleza Búdica, la Base Pura, el Fundamento Universal

[37] Los cuatro esfuerzos: abandonar lo malsano ya surgido; evitar lo malsano no surgido; iniciar lo beneficioso no surgido; continuar lo beneficioso ya surgido

[38] Características del maestro verdadero: capacidad de establecer confianza; elocuencia; profundidad; capacidad de remover faltas y promover cualidades; aprendizaje y experiencia extensos; claridad de pensamiento; y libertad para aparecer y desaparecer

[39] Cuatro beneficios: libertad de las aflicciones; conducta pura; logro de lo necesario; y liberación de la existencia condicionada

[40] El sonido del Dharma

[41] La Tierra Pura es idéntica en esencia a la Naturaleza Búdica

[42] Seis periodos de práctica: mañana, mediodía, tarde, atardecer, noche, y madrugada

[43] Símbolos de sabiduría

[44] Recitación del Santo Nombre

[45] E maestro que introduce al Dharma; el que da Refugio; el que da el Santo Nombre; el que da votos y preceptos; el que da órdenes monásticas; y el maestro principal

[46] Fe, vigor, memoria, concentración, y sabiduría

[47] Las anteriores, en grado superlativo

[48] Análisis, energía, dicha, flexibilidad, atención plena, concentración, y ecuanimidad

[49] Visión, Pensamiento, Habla, Conducta, Ocupación, Esfuerzo, Atención, Y Concentración Rectos

[50] Las Tres Joyas

[51] De los seis destinos del samsara, los reinos infernal, fantasmal, y animal se consideran inferiores, y el humano, el titánico, y el celestial se consideran superiores

[52] Ya que no hay sufrimiento, no hay oportunidad de mencionar estas condiciones

[53] La ausencia de contacto intenso y áspero entre los sentidos y sus objetos

[54] Al no haber contacto sensorial intenso, se puede escuchar el Dharma

[55] La no-dualidad del Dharma: las contradicciones aparentes se reconcilian en la sabiduría sin conceptos

[56] Ami = sin límite; deva = resplandor; Resplandor Ilimitado

[57] Las cuatro direcciones cardinales, las cuatro intermedias, el cenit, y el nadir

[58] Amita = sin límite; abha = luz; Luz Infinita

[59] Su actividad iluminadora no puede impedirse

[60] Amita = sin límite; ayus = vida; Vida Eterna

[61] Confirmación de Su iluminación; Amideva es un Buda perfecto

[62] Seguidores del Sravakayana

[63] Seguidores del Mahayana

[64] El apoyo de esta excelente Sangha está disponible para todos

[65] No hay posibilidad de retroceso; aquellos Bodisatvas que voluntariamente posponen su iluminación perfecta son las únicas excepciones

[66] En el Bodisatvayana, completar el sendero toma varios eones

[67] Austeridades y prácticas realizadas por esfuerzo propio

[68] La Promesa de Amideva no está condicionada por la cantidad o calidad del esfuerzo individual

[69] Este mundo de la lucha cotidiana

 

Anuncios

Una respuesta a Sutra de la Tierra Pura

  1. ¡Gracias, Maestro, por tanta enseñanza y claridad!…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s