La pesadilla del samsara

nightmare-on-elmEn última instancia, el samsara no tiene existencia real. Es una percepción falsa; no existe verdaderamente. Así como una pesadilla no tiene existencia inherente, si bien los que duermen la experimentan como algo aterradoramente auténtico, el samsara parece real mientras continuamos bajo la ilusión de la dualidad. No reconocemos quiénes ni qué somos, ni dónde estamos.

Los Budas no existen en un plano distinto al nuestro. Los Budas no tienen percepciones erradas, pero deciden entrar a nuestra pesadilla para así ayudar a despertarnos. En realidad, ni Ellos ni nosotros sufrimos. Cuando despertamos, reconocemos nuestra naturaleza verdadera.

Cuando la pesadilla llega a su fin, vemos que estamos a salvo ahora, y siempre lo estuvimos. Nunca ha existido el ‘monstruo’ que nos perseguía. Nunca hemos sido entes separados; nunca hemos estado sujetos a la ilusión.

Anuncios

Acerca de Tashi Nyima

I am a Dharma student, and aspire to be a companion on the path. I trust that these texts can offer a general approach and basic tools for practicing the Buddha's way to enlightenment. ||| Soy un estudiante del Dharma, y aspiro a ser un compañero en el sendero. Espero que estos textos ofrezcan a algunos un mapa general y herramientas básicas para la práctica del sendero a la iluminación que nos ofrece el Buda.
Esta entrada fue publicada en Visión dhármica. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La pesadilla del samsara

  1. Yo lo veo un poco distinto. El mundo de las apariencias es mera imaginación y como tal es percibido como real con todas sus consecuencias como el sufrimiento y la alegria. No las percepiones son erradas sino la interpretación de las percepciones de la cosas que no existen de per se sino solamente como imaginación. Ahora hay dos posibilidades: O aprender a cambiar el contenido de las imaginaciones como lo hacen las magos o tratar de eliminarlas por completo lo que conduce al Nirvana.,

    No me animaria a constatar que, como y donde existen los buddhas; si existen o no existen. Ambas condiciones pertenecen al samsara y no al NIrvana que es indescriptible. Y Siddharta Gautama como Buddha recomendó que cada cual sea “su propia isla en el mar del Samsara”. La “Salvación” viene exclusivamente del interior propio. y no de afuera. Esto no quita que pueda haber maestros que indican caminos que uno puede andar on no. También – lo sé por experienia propia – puede haber enseñanzas de un maesto al alumno sin palabras, por lo demás la enseñanza mas eficaz que puede haber.

    Nuestro origen (me resisto usar la palabra “nucleo”) de donde surgimos al samsara y nos hace vivvir en él como personas o cualquier otra entidad nunca nace ni muere y -claro – no está sujeto a nada. Pero como seres vivientes en su sentido común estamos sujetos a la separación y al error en le interpretación de las cosas y por ende al sufrimiento.

    Helmut Gaebelein

    • Tashi Nyima dijo:

      Para muestra, con un botón basta: los seres humanos percibimos sólo el 1% del espectro lumínico. No vemos “lo que es”. La interpretación añade más distorsiones. Paz y claridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s